Tuesday, November 06, 2007

Relatos trasnochados vol II

Te reconocí al entrar, en aquel instante supe tu nombre y apellidos, supe cual sería tu destino, todos en la ciudad habían oído aquel disparo, no importaba quien se hallaba allí tendido, no importaba quien salpicaba la acera con su sangre, lo más importante en la ciudad estaba en aquel bar de la calle 64.
El frio calaba hasta los huesos, la gabardina no era más que papel de fumar, mi sombrero de ala ancha que había comprado en la tienda del viejo Bob estaba dando sus últimos coletazos, pero me gustaba su color, su tacto, incluso como me quedaba.
Me adentré en aquel bar, bajé los dos peldaños, la madera resonó como hacía siempre, pero aquel día su ruido fue más agudo, tú estabas en la barra, apoyada, las mujeres como ella no eran frecuentes encontrarlas en lugares de ese calibre.
- Lo de siempre Charlie
- Ahora mismo caballero.

Saqué mis cigarrillos marca Granger (Mild Cool) y de pronto me topé con su mechero, aquella mujer le ponía huevos, su mirada lo decía todo…
Lo que yo no sabía era que aquella mujer me dejaría en la ruina y terminaría viviendo en una finca ruinosa con una loca chiflada llamada Emily Evangelista o de Dick y su chucho que olisqueaba todo, con un gordo y varios locos de escalera. Lo que no sabía es que Eve sería mi perdición al conocerla aquella tarde/noche en el bar de la calle 64
Así viejo amigo es como fue, o como al menos lo recuerdo. Recuerdame que mañana te cuente como todo se rompió en un instante al dejar la pistola sobre la mesa del comedor....

Atentamente el Loco de la máquina de escribir

Todo empezó aquí, o terminó. --> http://irreparable.blogspot.com/2007/08/relatos-trasnochados.html

12 comments:

Lost in Translation said...

buenos dias! aqui una loca desde Torre Picasso...
Por Madrid todo bien, echo mucho de menos el blog, pero sigo pensando que mi vida es demasiado normal y vulgar como para dignificar ningun blog...
Espero que todo en la blogsfera este bien...te juro os echo mucho de menos!!!

el_Vania said...

Eesa Lost Guapaaa!
Jejeje...
Oye, genial el relato, joder, casi escuchaba el jazz de fondo, atravesando la densa humareda de esos cicarrillos...
¡¡Esto ha de continuar!!
En ascuas me tienes...
Salud/OS!

LA CASA ENCENDIDA said...

Bonito relato. Lo he imaginado interpretado por Bogart y en blanco y negro.
Saluditos

toxicósmica said...

jaja sí bueno, cuando no convives mucho con ellas.

buff.. a mí esto de la blogósfera me echa un poco para atrás; no le pongo demasiado empeño.
de todos modos gracias por pasar y digo lo mismo: te iré leyendo.

ivánivániván.

Arcángel Mirón said...

Las mujeres fatales somos capaces de mucho. Preguntáselo a mis víctimas.

Sos daltónico? Cómo ves los colores?

mossèn said...

curioso ... salut

Dardo Razzo said...

No se porque pero lo he imaginado relatado por Ricardo Darin en plan La Señal, pelicula q de hecho Amelia se durmio en el cine, jejeje, probrecita, estaba cansadisima de tanto viaje. Solo decirte que muy bueno el relato, y si quieres podes pasarte x mi blog q deje algo de calamaro, aun no se muy bien el rumbo de mi blog, pero recien empieza..

Bohemia said...

Me encantó la historia, pero en realidad yo vengo para decirte que me das mucha envidia porque viste a I. Serrano en directo a tus 18 añitos...Te envidiooooooo!!!


jajajaja


un abrazo

mariapan said...

Chulo, chulo,chulo...

mariapan said...

Post2: ¿sabes algo de Ferreiro?

Bohemia said...

Y encima foto y todo...si, me has terminado de poner verde de la envidia, parezco la masa...jajaja

Abrazos

Arwen said...

Me pasaré por aquí de vez en cuando, para descubrir tus palabras y probar a descifrarte. Un saludito