Wednesday, June 21, 2006


Me despierto pensando si hoy te voy a ver,
pero es inútil negarlo: tu me estás atrapando otra vez.
Eres un ángel maldito, eres la dama más cruel.
Un arma de doble filo: contigo sólo puedo perder,
tu me estás atrapando otra vez.
Y aunque alguien me advirtió, nunca dije que no,
y ahora tengo que esconder las heridas.
Y ese pulso que juegué, porque quise lo perdí,
Nunca me podré alejar de tí!
Te extraño cuando llega la noche
pero te odio de día,
después me subo a tu coche
y dejo pasar la vida.
Debería dejarte,
Irme lejos, no volver.
Pero es inútil negarlo: Tú me estás atrapando otra vez,
contigo sólo puedo perder.
Aunque alguien me advirtió...
Y ahora tengo que esconder...
Y ese...

4 comments:

JoseLuisAndreuBerzosa said...

La droga...estas palabras me hacen pensar en la droga o en algo que te atrapa y no te deja escapar. ¿cuántas cosas hay que te atrapen y no te dejen escapar?...últimamente relaciono muchas cosas con las drogas, no sé, igual me equivoco

Criz said...

efectivamente...la canción habla de la cosa, aunque prefiero interpretarla a mi manera...

Criz said...

la dama blanca, quise decir.

JoseLuisAndreuBerzosa said...

la dama blanca...qué poético. Sería como la luciérnaga de cristal o el conocido polvo de ángel o el señor de la espiral (?)