Friday, August 21, 2009

Ceño fruncido y ojos cerrados o Manual de autoayuda Vol II

Creo en las mañanas de verano
Creo en el sentimiento
Creo en los dioses sin nombre
Creo en la luz que brilla en tus ojos
Creo en el amor, cuando estoy cerca de ti
Creo en la suavidad de tu gesto
Creo en nuestro empuje de miradas
Creo en tu falsa sonrisa
Creo en tus verdades a medias
Creo en tus sucios juegos
Creo en el sonido lejano de tus pasos
Creo en el vacío de tu corazón
Creo en tu silencio
Creo en tus labios magullados
Creo en tus noches ausentes
Creo en el vuelo de tu espíritu
Creo en tu puerta cerrada
Creo en la miedo que escondes
Creo en la enfermedad que padeces
Creo en tu causa justa
Creo que no te has parado a escuchar las palabras sin eco
Creo que me das y me quitas la vida
Creo que me haces sufrir, llorar, existir
Creo en el canto del ruiseñor
Creo en el acorde que suena en tu corazón
Creo en el susurrar de tus palabras
Creo en la lágrima que nunca brota
Creo en el rigor de tu conciencia
Creo en la luna que nace del mar
Creo en la fusión de nuestras almas
Creo en el arte de mover tus manos
Creo que no hay nada para siempre
Creo me he quedado solo
Creo que nunca estarás dentro de mi
Creo que nunca estuve dentro tuyo
Creo en tu olvido
Creo en la memoria
Creo que volveremos a vernos
Creo que estarás a mi lado
Creo que te he querido demasiado
Creo que no me conociste suficiente
Creo que me he dejado llevar
Creo que no supiste viajar
Creo que para ti fue una aventura más
Creo que no lo valoraste
Creo que soy un títere
Creo que me muero de dolor
Creo que vivo de un recuerdo
Creo que no lo compartes
Creo que sueño siempre contigo
Creo que hablo a solas
Creo verte en cada mirada
Creo en la soledad
Creo en el ruido ensordecedor
Creo en las luces cegadoras
Creo en las palabras luminosas
Creo en el alcohol que enloquece
Creo en el humo del tabaco
Creo en el manto de púrpura
Creo en tu inocencia
Creo en tu maldad
Creo en tu sinceridad
Creo en tu mentira
Creo en el nuevo día
Creo en la inseguridad de algo nuevo
Creo en la torpeza de mis palabras
Creo en la confusión del momento
Creo en la debilidad de mi ser
Creo en la conducta animal
Creo en mis sentimientos
Creo en tus miradas perdidas
Creo en los antiguos retratos
Creo que no puedo olvidarte
Creo en ti.


Texto escrito conjuntamente por J.L. Andreu y C.Agustí el 16 de febrero de 2003
Inédito hasta la fecha en este blog, no en Folie a Deux

3 comments:

José Luis Andreu said...

Sigue gustándome tanto como cuando lo escribimos. La mayoría de los versos tienen mucho, son muy acertados. Hace tan solo seis años: parecen haber pasado siglos. Claro que debemos renovar. Es un placer enorme volver a leerlo. Fins ara!

Fón said...

eso me suena.......... ya estoy por aquí, ya nos verems-

maktub said...

pues que fe macho...que suerte!