Tuesday, November 23, 2010

Para que hablar? si otros lo hacen mejor

Había llegado a su casa poco después de la medianoche. Se tendió a fumar en la cama, vestida, encendiendo un cigarrillo con la colilla del otro para dar tiempo a que el terminara la carta que ella sabía larga y difícil, y poco antes de las tres, cuando empezaron a aullar los perros, puso en el fogón el agua para el café, se vistió de luto cerrado y cortó en el patio la primera rosa de la madrugada. El doctor Urbino se había dado cuenta desde hacía rato de cuanto iba a repudiar el recuerdo de aquella mujer irredimible, y creía conocer el motivo: solo una persona sin principios podía ser tan complaciente con el dolor.



G.G.M

El amor en los tiempos del cólera

3 comments:

Aniña said...

^^
el amor puede con todo o no?

Fon said...

¿QUÉ OPINAS... ?

http://cortadodeltiempo.blogspot.com/2010/11/imperfecto.html

rajesvari said...

uno de mis favoritos