Wednesday, March 16, 2011


No entendí tu postura ni tu razonamiento

Ni tu actitud hostil y desafiante;

Te creíste el rey del mundo;

Que nadie podría hacerte frente

Y que todo sería distinto.

Por un momento todo parecía marchar

La gente te miraba con miedo

Y tu sonreías a cada paso.


Todo se tornó a gris oscuro

Y los problemas te sobrepasaban

Y pediste ayuda en la esquina equivocada

Y recibiste tu propina por algo

Que no te tocaba.


Hoy aun recuerdas mi postura

Y rezas a los dioses para que vuelvas

A ser ese chico que fuiste

Y te preguntas que será de aquella mirada

De decepción que una vez observaste.


Recuerdas todos los buenos momentos

Frente al comedor, las cenas de navidad

Y los regalos de santa claus;

Ya no queda nada de aquello

Y tu sabes por que.


Hoy son sucios recuerdos que no puedes olvidar

Que te atormentan en una tarde de julio

A la hora de la siesta; y sientes

Que tienes que reaccionar, y que debes actuar

Y que algo hay que hacer


Así que sólo se te ocurren medidas desesperadas,

Actos impensables y todas las opciones

Son en realidad una mala opción;

Ya no queda nada de aquello

Y tu sabes por que.

1 comment:

Aniña said...

posiblemente la respuesta este solo en nuestros corazones!
un beso