Thursday, March 22, 2007

Mi caja de zapatos

Encuentra un lugar donde guardar
tus recuerdos más inolvidables,
encuentra una esquina donde meter
tus miedos más inconfesables,
búscame en tu agenda de recuerdos,
pule la arcilla con cemento
y recoge todo al apagar la luz.

Cambia de mochila, cambia de zapatos,
cambia de vida y de vestuario
y no esquives el pasado,
avanza decidida, avanza tranquila,
tu seguridad puede ser una de tus grandes alegrías.

Elige una 38, elige una 39, elige incluso una 40
para enterrar las evocaciones de una manera certera.
Adidas, Nike, Reebook, Conversse, lo mismo da
Que da lo mismo, cualquiera vale, todo cabe,
Desde soldaditos mutilados, hasta peluches infantiles
Desde proyectos inacabados a obras sin estrenar,
Desde armarios empotrados, hasta fotos sin enmarcar.

Recuerda donde la guardaste, a quien la confiaste,
Recuerda la belleza del instante y el placer burbujeante.
Recuerda que la huida se termina, que la realidad se avecina
Que las palabras se olvidan
y que los recuerdos no siempre son como uno querría.

Pero no olvides tu caja de zapatos

12 comments:

Lost in Translation said...

AMEN. Yo estoy un poco asi, guardando recuerdos que me pertenecen a mi otros que no me pertenecen pero todos todos en una caja bien al fondo de mi armario.

Si no te veo, feliz fin de semana.

Lagartija Serpenteadora said...

Quien no tiene esa caja de zapatos llena de recuerdos...
Yo tengo varias, de cartas, de fotos, de amores, desamores, alegrías y tristezas, encapsulados. Hasta que un día te sientes capaz de digerirlas y abres esa caja de zapatos. Entonces todos los recuerdos, tanto los alegres como los tristes, ya no te duelen, sino que te hacen sonreir.

Genial el post.
Me alegro de que te hayas pasado por mi blog para recordarme el tuyo.

Besitos

Scissorhands said...

BUeno sí, creo que todos los que tememos desprendernos de nuestro pasado tenemos una de estas cajas llenas de pequeñas tonterias. Entradas de conciertos, fotos, dibujos en servilletas, hojas de arboles, mechones de pelo, retales de tela, escritos de un tiempo. Trozos de recuerdos imborrables de mi historia de los que no puedo desprenderme permanecen congelados en mi pequeña caja del tiempo. Hasta que llega ese dia en que ya no cabe nada mas en la cajita, empujo por cerrarla pero ese pasado esta ya tan desbordado, tan presente que no puedes controlarlo.. es entonces cuando cautelosamente, armo mi corazon de cualquier escudo inventado y reviso ese pasado. Generalmente acabo quemando mi cajita.. porque bueno, es una manera de simbolizar que el pasado no volverá, que no debo vivir de recuerdos constantes, que solo lo bueno de verdad permanecera ya no en esta caja fisica sino en mi propio interior.

Eso sí, luego tengo la gran caja, donde con muy pocas cosas, a penas 5 o 6, cuento la historia de mi vida, de mi persona, una historia no tan pasada, sino presente todavía. Y esa es la que un día quisiera compartir, que se yo, con mi pareja, mis hijos si tuviera.. ya se que es mucho, pero una a veces se reblandece.

yolareinaroja said...

En las cajas de zapatos caben desiertos, es cierto.

Ah, pásate por www.fufosa.org, sección de relatos breves, para leer mi "Entierro del lunar".
Y si tienes algún relato interesante envíalo.

el_Vania said...

Un mundo en una caja... una vida, con tantas ramificaciones, es lo que puedes llegar a guardar. Risas y lágrimas, amor-rencor... todo a buen recaudo, en esas cajitas. ¿Quíen no tiene en casa una de esas, verdad?
De vez en cuando es bueno abrir y repasar... por si necesitamos estima o consejo en la vida tan diferente que tenemos con respecto a aquella época.
Salud/OS.

nomecentro said...

Mirando por la ventana de sus rastros vemos que lo que somos se explica por lo que fuimos.

yolareinaroja said...

Qué amable. Gracias por tu visita lectora.

Yessi said...

Y que bellos recuerdos vuleven a tu mente al abrir esas cajitas, es muy lindo, gracias por hacerme recordar.

Saludos!!!!

P.D. Ahora si estoy lista para el gran evento de Heroes.

El Buen Salvaje said...

Jejeje

Hubo un gran amigo mío (y salvaje) que me dijo una vez que las cosas más importantes de la vida cabían en una caja de zapatos.

Hasta ahora funcionaba este "mantra" pero a ver ahora como meto yo a la hija que viene para septiembre ahí dentro... jajajaja

lucca said...

caja adidas, del 39, me gusta mirar lo que hay dentro de vez en cuando...por eso siempre la guardo cerca...
por cierto...muy bonito tu post

besines

baobab said...

Siempre q me pongo a ordenar mi habitación y cojo mi "caja" con cada objeto viene cada recuerdo como una película a mi cabeza y cuando me doy cuenta ya es muy tarde... pero soy feliz con mi desorden.

Tenía ganas yo de pasar por aquí, buenos posts! Y no está mal el cambio de diseño, aunque haya sido sin querer!

José Luis Andreu said...

¡Increíble la gente cómo piensa!, al menos en Viaje Otoñal. Felicidades por el espacio, de nuevo, y me alegra ver que sigue creciendo. Poco que decir...La caja de zapatos como metáfora de la memoria, de los recuerdos. Me mola. Siempre busco una crítica constructiva: Busca más tus propias palabras en el poema, es decir, intenta olvidar las letras de las mil canciones escuchadas y pelea por saber cómo podrías decir eso que dices de una manera más personal (que no deja de ser personal ya la expresión que utilizas). Por lo demás: perfecto!. Hacía unos días que no me pasaba...wifis volátiles. Hasta pronto!!